ARG | Programa de pasantías educativas

18/05/2017 14:01

Según datos recientes en Argentina 1 en cada 2 estudiantes no termina la escuela secundaria, lo que indica que mitad de los jóvenes estudiantes argentinos tendrá poca o ninguna chance de conseguir un trabajo formal de calidad.

Para ayudar a revertir esta situación, desde 2009, Banco Itaú Argentina mantiene un programa de pasantías educativas. El objetivo del programa es relacionar lo que se aprende en la escuela con las prácticas del trabajo. De esa manera, ambos se hacen más atractivos a los alumnos, que tienen su primera experiencia en el mercado de trabajo y son estimulados a concluir la escuela secundaria y a descubrir su vocación, siguiendo sus estudios en la universidad.

Actualmente el programa está hecho en alianza con escuelas técnicas de Buenos Aires y con el Ministerio Nacional de Educación y Deportes. El Banco presenta la propuesta a los padres de los estudiantes del último año de dos escuelas públicas socias que si se interesan, se registran en el proceso de selección. La Gestión de Selección de Talentos de Itaú coordina, pues, un proceso innovador y formativo, con el objetivo de encaminar alumnos a las plazas según sus intereses y habilidades.  

A la vez, se invitan a las áreas internas del banco a que se registren para que puedan recibir los aprendices del programa. Cada área participante designa un tutor: un colaborador encargado de recibir y acompañar al joven aprendiz, desarrollándole un plan de trabajo. Todos los tutores actúan de manera voluntaria y reciben capacitación para desarrollar esa función

En el primer día de pasantía, se hace un acto de apertura para aliviar la tensión de los estudiantes y darles las bienvenidas. Al final, el tutor lleva a su aprendiz al lugar de trabajo para presentarles los colegas y para charlas sobre las tareas que va a ejecutar.

El programa de pasantía dura 10 semanas, con 3 horas diarias de dedicación durante 4 días de la semana. Durante ese tiempo, el estudiante es acompañado por el tutor y por el equipo del programa, en alianza con la escuela a la que pertenece, garantizando que se cumpla el plan de trabajo y que los objetivos de desarrollo y aprendizaje sean alcanzados. Además, los jóvenes son estimulados a prestar atención en sus sentimientos, desarrollando la inteligencia emocional.

Al final de las 10 semanas, se hace una ceremonia de clausura con la presencia de los alumnos, sus familias y amigos. En ese momento los tutores entregan los diplomas, aparte de hacer reflexiones finales sobre el proceso junto con declaraciones de alumnos y tutores participantes.

Banco Itaú cree en un voluntariado corporativo transformador, en el que cuando dos personas se encuentran, las dos son impactadas y transformadas. Ello se manifiesta en el programa de pasantía educativa, en el que el impacto y la transformación se verifican en los tutores, en los alumnos, en la comunidad escolar y en las familias, a lo largo de los 9 años de experiencia de este importante programa.

 

Você precisa estar logado para comentar e interagir!
Login ou Cadastre-se